miércoles, enero 13, 2010

"A quien serviria que hubiera mas novelas politicas, mas novelas con personajes no mutilados, mas novelas en donde quienes intentan transformar el rumbo de la historia
no estuvieran abocados a un psiquismo delirante? Vamos a suponer, por un momento, que el capitalismo es como una de esasd dictaduras globales orwelianas.
Vamos a suponer que todo el mundo ha aceptado que es inevitable una cierta complicidad con el poder, a pesar de que se trate de un poder que esta sembrando la tierra de muertes y danos inevitables.
Es facil, me parece, saber a quien beneficia hoy que no haya apenas historias de personas que no se resignan, que intentan salir y que abren brechas, y aveces escapan, y entonces vuelven con recursos
para provocar motines y lograr que salgan todos.

Tenia que contestar a una pregunta: por que tratan las novelas del siglo XX de lo tratan? Mi respuesta es que la verosimilitud ha sido secuestrada por los duenos del discurso dominante. Y demasiadas veces
hemos caido en su trampa. Hemos creido que para construir nuestra vision bastaba con leer y escribir historias que no repitiesen lo que dicen ellos, pero que fueran creibles segun parametro, la verosimilitud,
que imaginabamos hasta cierto punto imparcial u objetivo. Asi es como la experiencia se ha ido ausentando de la novela, no por inexistente, sino por increible. Pero el tiempo no se detiene; lo que empieza a ser
increible hoy es ese mundo demediado de seres sin capacidad de reaccion. Y si aun no es increible, yo, y muchos como yo, vamos a intentar que lo sea."

-Belen Gopegui. Un pistoletazo en medio de un concierto. Acerca de escribir de politica en una novela. Pag. 41.

No hay comentarios: