jueves, enero 07, 2010

Un sorbo de te. Imaginar la lluvia que cae como agua tibia sobre el cuerpo.(Recuerdas cuando las palabras golden shower eran incognitas?). La humedad afuera y adentro. La humedad en los labios es un recuerdo de un tropico imaginado.
El vaho en las ventanas como la primera coordenada, saber que tras el vaho estan los cuerpos, el vaiven sincopado de dos bocas que se multiplican hacia el sur de cuerpo. La suavidad de las dentelladas en la columna temblorosa de tu cuello.
Todo ese palpitar, las ganas de abrirse entera, de ser el enves de si misma, de querer abrirse por dentro. La respiracion que bebiendose se cuenta secretos. Saber que la belleza es un estremecimiento.

No hay comentarios: