martes, febrero 09, 2010

Adoro salir temprano de casa, sentir la brisa sobre los labios, esa especie de humedad que recuerda a otras. Respirar el primer aire de la mañana debería ser un deporte obligatorio. La humedad sobre los labios.

No hay comentarios: