domingo, febrero 21, 2010

El reencuentro con los anyos, el recuentro con los oceanos de los ojos, ese temblor y esa fragiliadad. La madera tambalente. La primera herida que es siempre la ultima. Esa especie de inaguracion. Leer hast la medula del humo. Esa especie de ser vaho y jugarse el resto en una partida. Todas las vidas que son esta y no caben (otra vez) fuera del cuerpo.

2 comentarios:

abril dijo...

me encantas. te beso.

siempre a través del humo, la madera y el tiempo.

Miss Violence dijo...

Siempre, siempre, siempre. Semper et Ubique