lunes, marzo 01, 2010

Paro. Interrumpo. Las ganas son más fuertes que el tiempo y que la prisa. Las ganas me hacen mover los dedos sobre las teclas, urgar rápidamente sobre el cerebro. Todo lo que pienso es inefable y ahora solo pasa por el cuerpo. Estoy en este sitio que he vistado tantas veces, en este cuerpo que siempre anda por los acantilos, estoy aqui, voy acompañada de algo que aun no se nombra. La congoja y la risa, jugarse desde sitios dispares. Merci.

No hay comentarios: