lunes, abril 26, 2010

El momento sin cifras

La tarde, esa forma violenta del azul
cae sobre los ojos,
Tu brillas y dices la palabra legia.

La intraducibilidad de esta certeza,
Estas letras que no se aproximan.

No existe descripcion posible para
Decir de los nombres que circulan entre los cuerpos
Y esta forma de viajar sobre la cama.

Decido estar sin pasado, decido este exilio
Decido saber solo lo que mi boca prueba y pronuncia
inventarte nombres,
Dan* de venas y silabas.

No hay momentos que este ahotra cargado de trayectorias,
Dices tantas cosas y las palabras caen dentro como cuerpos deseados,
Como planetas posibles.

Adoro la indignacion del tiempo y de lo otro
Ante nosotrxs.

Un ritual conversatorio de liquidos y venas.

2 comentarios:

Salsa dijo...

precioso
*:)

Miss Violence dijo...

Merci.
un beso!
s