viernes, abril 09, 2010

En dias como este, llenos de luminosidad sobrenatural, dan ganas de echarse a llorar. Dan ganas de dejar de oler a sexo. Dan ganas de no saber que nos estamos yendo. Dan ganas de ponerse los guates de boxeo e iniciar una contienda de lisa violencia. Algo que duela fuera que traduzca lo que pasa dentro.
"No se si de risa morirme o llorar, afuera hace una horrible manana de sol"