miércoles, abril 07, 2010

Escribir de espaldas, a mis espaldas, es como entrar al matr de espaldas, ese temblor, esa humedad escurriendo por las piernas.
Escribir a tus espaldas, con mi espalda, en una especie de juego de espejo, de mellizas del reverso. Escribir con mi espalda colmada de papilas gustativas.

No hay comentarios: