viernes, mayo 07, 2010

El viento en el rostro, la ventana como venas por las que corre el aire. El aroma inconfundible de la tormenta, certero como el aroma del sexo. Esta a punto de llover.


L
L
U
E
V
E
.
.
.

No hay comentarios: