lunes, mayo 24, 2010

La tranquilidad del no-hacer. Sentir cada músculo en el sitio correcto. Llena de sensaciones felices y sin motivos aparentes. Estoy empezando a perder el pudor ante la felicidad.

No hay comentarios: