lunes, mayo 31, 2010

Siento como si un cincel hubiera estado perfilándome los huesos, uno a uno, toda la noche.

No hay comentarios: