sábado, mayo 22, 2010

UNA HABITACION EN ROMA

No se por donde empezar. Esta pelicula es pretenciosa, aburrida, poco realista, con dosis de pseudointelectualidad que rayan el insulto. Sigue colocando la sexualidad de las lesbianas como un juego entre ninas, observado por un voyeur masculino.
Hay cliches evidentes, como el hecho de que Elena Anaya lleve el pelo corto y una camisa de cuadros, una forma plana de representacion del como nos vemos las lesbianas. Reproduce las dicotomias del genero de una manera aburridisima. La presencia de lo masculino aparece como un elemento regulador y explicativo de las vidas de la protagonistas.
Francamente una pelicula decepcionante. Frente a peliculas como esta de cornyporn prefiero las representaciones brutales que hace el postporn, aunqie no me identifique plenamente con las ultimas.

No hay comentarios: