martes, junio 01, 2010







Acabo de volver de un concierto maravilloso e intimísimo de Rafa Berrio. He quedado impactada. Un derroche de letras con buen gusto y drama pulido a dentelladas.
Aquí un par de canciones que podrían cartografiar facilmente (aunque con el amor nunca es nada fácil) nuestros mapas sentimentales.

(Gracias Madame Jules, siempre un placer los mundos que me descubres)

No hay comentarios: