lunes, junio 28, 2010

Emprender un camino hacia nuevas latitudes. Desconocer las coordenadas y querer ese desconocimiento con todo el cuerpo. Vibraciones sonoras que abren el átomo auditivo y lo fusionan con la médula y la lluvia de la boca: cantar mientras llueve(s).

No hay comentarios: