jueves, junio 24, 2010

Fall in love. Saber que la caida será brutal y que nos despeñaremos los huesos con una sonrisa, lamiendo las astillas y el cartilago. Sabiendo que las yemas de los dedos se volverán lijas, que los ojos humo y agua. Que la palabra traquea dejara de ser una palabra para volverse onomatopeyas y saliva. Caer en el amor, tropezarse hasta que los pies se destrocen. La felicidad agridulce que se justifica con aliento y ciprina.

No hay comentarios: