martes, junio 22, 2010

Mater Amantísima:

ahora que mi sistema cadioemocional

corre tras ella,

puedo hablar del (tu) hombre amado.

No hay comentarios: