martes, junio 22, 2010

Mater,
Tu no puedes verme,
Pero te dejo perseguirme,
Perseverarme con tu ojo ciclope.

No puedes asimirme,
Pero se que me sabes
Hirviendo molecularmente.

No me dices, pero
el mapa de errores
Se circunscribe a mi cuerpo
y a esta ficcion politica
que atraviesa los labios,
los bronquios y toda posible respiracion.

No sabes su nombre
Pero te hace viajar
a traves de mi sangre
Por tu propio arrobo
y el sabor a hierro
de los organos sentimentales
Colapsados.

No hay comentarios: