sábado, junio 19, 2010

Pasan los días y me encargo de que las horas sean todas una misma cosas. Descanso, necesito eso, por un rato, para que la máquina del pensamiento siga girando, para que todo se ponga en su sitio.

No hay comentarios: