lunes, junio 28, 2010

Si acaso reinventar las calles para que las paredes merezcan tu sombra.

No hay comentarios: