martes, junio 08, 2010

Una novela se me escribe por dentro, a mis espaldas (etras que suceden a espaldas de una misma). He dado tantas veces la espalda, giro en aeropuerto, breves despedidas, largas distancias. Sé que la novela que no quiero dejar salir se me escribe en el cuerpo. Beso mi ADN. La novela que se me escribe dentro no me deja dormir, no puedo descansar ni escribir. Cuando sueño despierto temblando.

No hay comentarios: