viernes, julio 23, 2010



Algunos hombres

Algunos hombres que me corren por las venas por pactos filiales, sanguineos y no, me escriben y me dicen que tienen miedo. Hablan del miedo a las nuevas rutas, a las rupturas de esquemas, me dicen que me extrañan. Piden consejo a la construccción social de mi cabeza. Hablan de responsabilidad y de vértigo, de no saber. Hablan de euforia y de reto. Hablan de espera y de no dominar el espacio. Hablan de enamoramiento y de amor no correspondido, de ganas de no ser, de cambiar, de por unos segundos ser las Otras. Hay pocos hombres para mí, pero los que existen son entrañables.

Ahora la lucha tiene que hacer alianzas. Los hombres alfileres necesitan diálogo y saben que el patriarcado es un proyecto que no beneficia a nadie.