lunes, julio 26, 2010

Encuentro tus cartas y surge la pregunta: ¿cómo nos hemos vuelto tan irreconocibles?