jueves, julio 29, 2010

Yo sabía que este (todo este) desarreglo tenía que ver con algo más grande que mi tristeza. Odio cuando todo termina en sangre. Cuando todo vuelve o se dispara de forma estrepitosa para después romper la velocidad con quietud que implica un fatidico tributo.

2 comentarios:

aarazin dijo...

Oyed guapa, al hilo de este post..hablamos cuando quieras!!

Muxu enorme

El señor Aitzol

Miss Violence dijo...

Señor Aitzol!!
gracias por tu apoyo. Te llamo después.

Muxus también para ti.