jueves, agosto 19, 2010

Caminar bajo la lluvia. Sentir como la boca de Tlaloc se abre y nos bañan de parte a parte. La lluvia y su pequeño bienestar. Ir en busca de la tierra mojada.