domingo, agosto 01, 2010

Dias de lecciones y elecciones, de felicidad y apoyo, dias de empezar de nuevo, sabiendo leer los intertextos. Sonreirle a la mujer en la que me estoy convirtiendo.
Hay palabras y escuchas como abrazos. Ojos y voces y paredes que se levantan y nos llevan a una altura nunca conocida y tremendamente familiar. Es hermoso no poder hablar de todo lo que pasa y traspasa.
Gracias a todxs, las de aqui, las alla, las que nunca he visto y las que siento y veo respirar mientras duermen.

2 comentarios:

Stef dijo...

Nos encontraremos en las escalas de cada travesía. En cada puerto te recibiré con un collar hawaiano de flores de tantos colores que nos reiremos como niñas muy pequeñas. No disponemos de los horarios de este barco, no tiene importancia. Cuando llegas a puerto solo un abrazo y tierra firme bajo las huellas.

Miss Violence dijo...

Que comnenatrio tan hermosos. Gracias Stef, gracias!