viernes, agosto 13, 2010

La boca da la espalda y se sumerge en el mar. La boca siempre habla de frente pero cuando se trata del naufragio siempre prefiere la espalda, sumergirse al mar de frente, ver al adversario de frente, boca a boca, aliento chocando con aliento. Saliva con saliva.