domingo, agosto 08, 2010

Salgo de allí llorando. Lo sé, lo sé, la realidad está allí aunque a mi se me olvide. Aunque yo quiera olvidarlo. No puedo. A veces, no puedo.