domingo, agosto 08, 2010

Y se arremolinan juntos el nombre de todas las personajas y los lugares como en un nudo de tiempo, lo único que persiste en ese atropello, en ese suceder indetenible de instantes, son estas ganas, identicas y salvajes, iguales a sí mismas, que nunca decrecen ni descreen, estas ganas de la garganta yl a sinapsis hasta las puntas de los dedos que tiemblan, que emulan el gesto de lxs adictxs, estas ganas de seguir creyendo que en verdad todo es puro, sólo, lenguaje. Solo.