jueves, octubre 21, 2010

Caminar, caminar, caminar hasta saber el nombre de cada musculo y cada palpitacion. Caminar has desconocer, hasta hacer del lenguaje un juego en backwards.