viernes, octubre 08, 2010

El tiempo se contradice, pasa de manera lenta y doméstica, de manera desesperante ahora que mis moléculas sólo quieren respirar el aire que se parece al aire que tu insuflas. Estoy aquí y te veo, te sigo viendo con la epidermis. Quisiera hablarte de la forma hermosa que tiene la luz que se convierte en agua y se derrama sobre mis labios. Cómo te traduzco el aquí y las ganas de que mi espacio no este construido de distancia?