viernes, octubre 22, 2010

Espero volver algún día, nunca pienso en quedarme (el quedarse siempre es demasiado caro, además yo debo reconocer mi limitaciones y la persistencia en el espacio es una de ellas) pero quiero volver algún día a recorrer aquel desierto que me enseñó que yo soy un grano de arena. Quiero volver a esa velocidad feliz, a esa periferia, al abrazo enorme del mar y de lxs queridxs, últimamente, sueño mucho con ellxs.

2 comentarios:

AIRAM dijo...

Mi querida Mag:

Te vi hermosa en el paso de cebra, peluca en ristre y con paso fuerte y presente.
Tengo ganas de pasar tiempo contigo, de volver a hablar como hace años que no hacemos (el espacio a veces es un lastre, y el tiempo una condena). Cuando paso por Madrid veo a mi pequeña familia construida, y tengo tanta necesidad de ellos que el resto del mundo se me olvida. Pero siempre te leo, y siempre sonrío cuando pienso en tí.
¿Cuándo vienes por el norte? ¿En noviembre era Ñoñosti, verdad? ¿Y a Bilbao? Si no vienes a Bilbao, o todavía no lo haces, cuando te pases por Donosti llámame, intentaré ir, si no es que coincide con horas de trabajo.
María-cuerpos (curso)

Miss Violence dijo...

María hermosa!
me dió alegría tremenda encontrarte.
si el 20 noviembre estoy en Donosti, me encantaría verte, sigo teniendo el mismo correo y el mismo móvil, escribeme y nos ponemos de acuerdo, quiero que me cuentes en qué andas.


Muxusss