viernes, octubre 15, 2010

Estos dias en Galitzia han sido maravillosos. Primero Vigo y su energia tan caracteristica que me hacia sentir como en casa. Luego A Coruna, una ciudad con esa extrana quietud inquietante, con esa efervecencia dentro de la calma. He dicho ya que me encantan las periferias? Indeed, me siento en casa.
Las ciudades son su habitantes, en ambos casos me ha subyugado la fuerza, la contundencia y la luminosidad creativa de la gente que he conocido/reencontrado en este goretour. Obrigada.

2 comentarios:

Stef dijo...

Anyway, welcome back home...

Miss Violence dijo...

Gracias preciosaaaa!
muack!
tu eres una de las razones por las que amo a Madrid!