viernes, octubre 22, 2010



Las cosas se vencen, las personas también.