domingo, noviembre 07, 2010

Que alegria que el viaje sea tan veloz y haga temblar tanto de placer y no solo.