miércoles, noviembre 24, 2010

Que sucede la luz y suceda la hora son una interrogante perpetua. La duda radical de Hume que niega la causalidad. Hume el gran radical, el iconoclasta perfecto que demuestra que la duda es la herramienta mas incisiva en toda solida estructura, en todo edificio epistemologico. Hume inaugural, desdecidor, arriesgado y al mismo tiempo miope e hijo de su epoca. Hume y su radicalidad llena de angustia, su decir sin freno. Hume el represaliado, el icomodo e ignorado. Hume con el que a veces me rio al pensar en que la duda y el escepticismo hay sido un camino para llegar al ahora.