lunes, diciembre 20, 2010

Para regresar vivas habrá que impedir que nos maten. Para volver a casa sin miedo y reir bajo la lluvia y decir palabras cortas y contundentes, afirmaciones mientras movemos la cabeza de forma afirmativa. Para volver hay que estar vivas y besar como si comiéramos fresas y sintiéramos cada cada papila gustativa vibrando bajo el ardor ácido y la dulzura escurriendo por las comisuras. Para seguir vivas hay que seguir caminando, con firmeza, dejando huellas. Para seguir, tenemos que decir muchas cosas y callar muchas cosas, tenemos que sentir piel y caricias y revoluciones que respiran.

6 comentarios:

Cartaphilus dijo...

Me encanta cuando escribes, Miss Violence.

Miss Violence dijo...

Muchas gracias Cartaphilus, me emociona leer tu feedback, a veces se me olvida que alguien me lee y me sorprende gratamente saber que es así.

Un abrazo.

Mari Itsasgabe dijo...

para seguir vivas tenemos que seguir viviendo.
este texto tuyo se me ha vuelto la síntesis de los pensares y sentires fundamentales para el cotidiano. como si pusieras en palabras todo el batiburrillo de certezas que se me enredaban en las neuronas.
eskerrik asko, miss violence.

Miss Violence dijo...

Kaixo Mari,
me hace feliz leer que estas letras le dan vida a emociones que no sólo pasan por lo individual sino por otrxs que sienten de una forma similar.

Un abrazo y gracias por comentar.

Pat dijo...

nena, me ha encantado... con tu permiso lo cuelgo en el blog, en la barra lateral permanente :-)

un beso...

Miss Violence dijo...

Gracias Pat!

Un abrazo!