viernes, abril 16, 2010

jueves, abril 15, 2010

La importancia de repensar la desobediencia

Desde hace un tiempo vengo dandole vueltas tanto al concepto como a las practicas de desobediencia.
Quiero dejar claro que mi idea sobre estas no se apuntala como una oposicion plana y dicotomica respecto a lo que ordena la norma y la hegemonia, sino que considero que la desobediencia, en tanto que es una practica y un ageciamiento que usamos cotidianamente, debe ser repensada en otras logicas que no sean solo la oposicion per se.
Logicas que se emparenten con formas de pensar y actuar desde otros sitios. De hecho, la desobediencia me parece un concepto a reapropiar dado que desde muchas de nuestras practicas transfeministas estamos trazando constantemente desobediencias a las rendiciones de genero.
Asi, con desobediencia estoy diciendo agenciamiento desde espacio no ingenuos ni cinicos, espacios mas que resistencia opositiva, de trans-formacion, de trans-figuracion, que no nos confine y desactive, que se desborde en su intento de integrarnos en un grupo de oposicion normativa.
Desayuno

Flores azules dentro de te,
Zumo de mandarinas resbalando
por las manos.
Una consonante me acaricia el cielo de la boca.
Hace tiempo que estoy regresando a la tinta y al papel, hay cosas que solo puedo decir de esa manera, sintiendo los cortes de las hojas dentro de las huellas dactilares, las manchas de tinta sobre los brazos (otra forma de decir carniceria).
En estos dias estoy haciendo arqueologia, voy examinando las catacumbas del cerebro, voy tocando con pulso lento los botones que abren los canales del cuerpo abyecto.

martes, abril 13, 2010

XIX


(Traduccion de mi adentro)

Mater, como voy a volver a ti?

Vuelvo a ti con las arrugas que me surcan el rostro y tu no tienes,
Con la nieve en el cabello
Y este temblor que me horada.

Nunca te hable de la mujer que me rompio como una rama,
de la mujer hematopoietica,
que un dia me hizo despegar del mundo,
que me hizo despertar
desnuda, en una cama, con la vida a la intemperie,
Nunca te dije de la necesidad de volar, de acabarme,
De abrir ventanas,
Amar el riesgo y los balcones,
Las ganas de caer,
De barrer la memoria y su insoportable forma de ser,
Mas que carne, hematoma.

No te hable de la asfixia ni del vertigo.
No te dije en voz baja: Mater, hoy estoy toda rota por dentro.

No te dije nada y por eso,
Vuelvo a ti con mi memoria,
Quiero narrarte el metodo exacto y eficaz
Para el descorazonamiento,
Pedirte que no me confieses
Como se mantiene el amor con la distancia.
Vuelvo sin haber aprendido de la mansedumbre ni del sosiego.
Sigo siendo trastabilleo, entonacion, una salvaja, un cuerpo que hace musica del dano.
Te digo que quiero hablar de placer,
que hubo cosas que aprendi en la velocidad de los dias
Donde yo me des-adscribi de ti,
Te dije que nunca dije tu nombre mientra era feliz.
Te digo que hubo caricias enorme y corrosivas,
Rios de ciprina,
y entre ellos entendi que nunca volveria al camino que algun dia
Insinuaste para mi.

Te digo Mater que desde hace tiempo la revolucion es un espacio entre mis dedos,
Aprender a contar con una mano dentro de otro cuerpo.
Amantisima, voy volviendo a ti siendo mi propia mujer.
(El abrazo de rodillas)

Hablabamos de ellas,
Yo te decia de la felicidad que incrusta y amputa,
de su sonrisa y esta dependencia,
de lo dificl que ha sido irme de ella,
de todos los dias de sol y de las muchas manos
que se reproducian para acariciarme,
para inutilizarme, silenciarme,
al menor atisbo de trsiteza.

Tu: el cuerpo en el arco de la puerta,
me escuchabas con atencion milimitrica,
Parecias una esfinge que se iba quebrando con sonido,
una esfinge a punto de llorar.

Observandote, descubri otros nombres para la tristeza.

Tu viniste a mi para decirme que a ti no,
aristas en la voz,
Furia veloz y aneja.

Hablabas de independencia,
De lastres teoricos,
discursos para educar.

Me decias que a ti no,
Mientras yo te observaba descender,
Abrazarme de rodillas,
Yo te vi viendola en aquellos dias,
Yo te vi con 3 anos abrazando sus rodillas,
Yo te vi de manera simultanea, a traves de los anos,
Deseando su abrazo,
Hasta que creciste y ya no quisite mas,
Y ya no pudiste observar como se iba secando y te iba secando.

Se que te postras de rodillas
Para recordar el momento ceremonial:
Esa infancia pertinaz y perdida,
Esa luminosidad entrando por el triangulo del sexo de tu madre.m
Yo te veo arrodillarte y sonreir.
Se de, de manera implicita y extrana,
que esta rendicion es un recuerdo feliz.

Yo me arrodillo contigo
Mientras entre la luz por los triangulos del sexo.


Libro 3 de Mater Amantisima.
He descubierto otra version de "La Llorona", cantada por DePedro.

"Cada vez que entra la noche, Llorona,
Me pongo a pensar y digo:
De que me sirve la cama, Llorona,
si tu no duermes conmigo?"

lunes, abril 12, 2010

En el Patio Maravillas, antes del performance
Gracias a la Acera del Frente por la invitación.
Gracia a Alira por colaborar conmigo en la perfo.

domingo, abril 11, 2010

"Abril es el mes mas cruel:
Engendra lilas de la tierra muerta,
Mezcla recuerdos y anhelos,
Despierta inertes raices con lluvias primaverales"

T.S. Elliot. "Wasted Land".
Rotenmeier, te quiero!
Rotenmeier, te quiero!