viernes, enero 07, 2011

La observo por la ventana, al fondo las montanas nevadas, esta fumando, tiene esa cara de concentracion absoluta y placer. Pienso en que quiero una vida con ella. Eso me pasa todo el tiempo: quiero una vida con ella, donde sigamos siendo pero sin el malestar y el afuera. A veces pienso realemente en la posibilidad de tener una especie de vida en citas, es decir, una sucesion de momentos con ella, sin los celos ni el compromiso, donde solo exista la vibracion original de las moleculas, estos dias son asi, me despierto y el aire es limpio. Me despierto y alli estan sus ojos, su aliento, su voz.