jueves, enero 27, 2011

No puedo hablar de lo que leo porque es inédito. Pero si pudiera decir, le diría que en estos días de slow motion corporal y descargas sinápticas conectadas al miocardio, lo que leo me regresa al aquí y me hace trazar pactos con la belleza y la risa.