lunes, enero 31, 2011

R, me mira de nuevo. Viene hacia mí. Me da la mano. Sonríe. Sus dedos en mi palma son como un telegrama. Me dicen un secreto.

Yo despierto.