lunes, febrero 14, 2011

Dan ganas de inventarte otro lenguaje para que decir no sea jamás una fórmula, un acto vacío, un loop de sentido.