miércoles, febrero 16, 2011

El mundo y sus sorpresas. Cuando ya no esperas que las cosas pasen, cuando las crees enterradas por el tiempo, llega el mundo y te sorprende. Súbita y felizmente tu voz y tu respiración del otro lado del teléfono.