miércoles, febrero 09, 2011

La primera postal llegó a mi memoria antes de que R se fuera. Justo antes de verla cruzar el umbral de mi conciencia. La bruma sucediendo a la luz. R caminado despacio, vestido negro: nina de 10 años. La boca que tiembla la detiene con una pregunta: R, ¿cuando volverás?. R: cuando todo esto haya terminado.

Yo veo a R de nuevo, aquí danzando sobre la palma de mi mano. La observo y ella me dice: si, estoy aqui porque ya ha terminado.

Fulgor.