domingo, febrero 27, 2011

Los domingos son, por vez primera, pura fenomenología.