viernes, febrero 18, 2011

Que bonito y que bizarro es todo esto.
Cuanto amor y cuanto agravio.