domingo, febrero 13, 2011

R, se pasea lentamente, manos entrelazadas detrás de las espalda. Mueve los labios en espasmos diminutos. Yo quiero saber que dice, quiero saber que impreca, que augura. R dice finalmente: la melancolía es como el fervor de los conversos, tú ahora no lo entiendes y piensas que la lluvia es triste y que algunas cosas estan hechas de años y de distancias, pero te equivocas, todo eso esta hecho de mucho vidrios que alguna vez se precipitaron desde lo alto de las manos, a veces, también de humo. Sí, también de humo, de eso estan hechas las ceremonias.