martes, marzo 22, 2011

Escribir de lo que hay afuera. Lo de adentro no es un mecanismo roto,pero cada año hace alarde de un circunnaufragio, esa forma que tiene mi cuerpo de recordar y llevarme mar adentro de mis venas.

Afuera el bombardeo, afuera la virtualidad de lo que nos cuentan. Seguimos aplicando marcos de "democracia", "empatía" y consumismo a la vida del Otro. Hace un mes occidente celebraba la "revolución árabe", hoy la bombardea. Hay tanta laxitud en el uso de los conceptos, la gente los usa como si fuera al supermercado, una especie de opinión cínica e insignificante, creemos que nuestra opinión sobre otras geopolíticas y otras culturas es importante, no lo es. La revolución árabe en principio no podrií ser juzgada de "revolución", porque este concepto forma parte de un corpus discursivo de occidente y como todxs sabemos, tanto Revolución como Estado, son propiedad de Europa. A mí me gusta pensar más en insumisión, en leer estos hecho como insumisión, una respuesta que dice: no estamos dispuestxs a recibir más daño. Pero el discurso occidental todo lo espectraliza, lo satura a través de la sobreproducción de imágenes, borra el fenómeno por medio de la sobre representación. Occidente celebra las "revoluciones árabes" bombardeando en nombre de La Libertad, una vez más, utiliza discursos moralistas para cuestiones económicas. Es triste ver sin máscaras los verdaderos rostros del Capitalismo Gore, que en esta ocasión se alia por la sed de petróleo y en cuyas consecuencias se juega una vez más la repartición de riquezas y el destino de cuál será el próximo país(es) que detentarán el poder para postularse como un nuevo imperio. La historia se repite.

7 comentarios:

Ñu dijo...

Totalmente de acuerdo. Estoy acabándome tu librico y tengo algunas preguntas que ya te haré. Y sí, parece que tenemos un deseo irrefrenable de nombrar/hablar/juzgar lo que pasa fuera (sin saber)desde nuestra perspectiva, nuetra realidad y nuestra nomenclatura cuando son piezas que no encajan ni encajarán además de tener un aire paternalista/compasivo/erotizante que poco tiene que ver con las realidades ajenas a nosotros.

Si no es un orientalismo exótico extremo, nos venden un discurso de "qué malos son los malos" y aquí nos comemos unas "justificaciones vacías" de la violencia como gilipollas delante de la caja tonta y las cosas siguen como si nada...

Una mierda que sí, parece cíclica y lo que nos queda. Y no es por bañarme en un fango de pesismismo, pero vamos, como bien dices, nada nuevo bajo el sol.

maría salgado dijo...

eso de no dejar al otro aparecer y saturar su información de basura informativa, eso de evitar que el otro diga o haga, es colonialista, ¿no?

me gusta mucho el post, syk

abrazos,

m

Miss Violence dijo...

Queridxs,
gracias por los comentarios.

N, te respondo todaslas preguntas que tengas cuando quieras.

M, sí se sigue llamando colonialismo.

Besos para lxs dxs!

Ñu dijo...

Bien, hablando de colonialismo... entiendo lo del re-colonizar por medio del hiperconsumo, pero tambien usas el concepto "postcolonialismo extremo" y no lo ubico... Es decir, que no se a qué te refieres con ambas palabras juntas ;) Ya me explicas!!

Rain dijo...

Lo que hace que tu blog sea uno de mis más entrañables refrencias es esta voz que nombra y critica, poetiza y plantea. Velvets, SAYAK.

Miss Violence dijo...

N, el viernes nos vemos en Alacant y charlamos sobre tus preguntas.

Besos!

Miss Violence dijo...

Querida RAIN!!!

Que gusto leerte después de tanto tiempo, gusto también saber que aún transitas por estos parajes virtuales.

Velvets recibidos y van más de vuelta hasta el centro de la ciudad fruta!