miércoles, marzo 02, 2011

Estar de nuevo dentro de una ciudad fruta que escuece y tiñe.