miércoles, marzo 30, 2011

Las cuerdas vocales

Creo que ignoro todo de R. No me imaginé jamás que fuera funambulista, eso lo sé ahora que la veo caminar en la cuerda floja de mi voz. R, no me mira. La sé lejos, suspendida en los sonidos. R, dice mientras camina sobre mis cuerdas vocales: deberías volver a la poesía. Deberías volver al tartamudeo. Deberías volver a tomar riesgos. Deberías perder el miedo a desafinar. Deberías volver a cantar sin red.

R, quiere que vuelva al deseo.