lunes, marzo 28, 2011



Un puente altísimo y circular sostenido por alfileres, a lo lejos observo mi figura y la figura de R cruzando esa altura. El atardecer anaranjado y el sonido de las catatas incesante. ¿Por qué el agua huele a azufre y es amarilla? Frente a nosotras se dibuja un cúmulo nimbo flotando en mitad del vacío. Un cúmulo nimbo que yo reconozco al instante y ha dividido mi mundo en gente que tiene nube y gente que no la tiene. La nube me hipnotiza, mientras cruzo el puente. R dice, estamos aquí porque la vejiga esta ligada a la voluntad. A la gobernanza sobre lo abyecto.

El adentro de mi vientre.